• Corea del Sur y México, unidos por el comercio; más inversión en 2017

    2016-12-14 14:48:12


    Corea del Sur se ha convertido en el sexto socio comercial para México desde hace cinco años, y el segundo en inversión asiática. Juntos promedian una balanza de 14 mil 500 millones de dólares en lo que se refiere a exportaciones e importaciones.

    El acero, los productos agroalimentarios, los electrónicos y electrodomésticos, así como la industria automotriz, es lo que México envía principalmente a Corea del Sur, mientras que el país asiático envía equipos tecnológicos y de telecomunicaciones, por delante de otros productos.

    Sólo como ejemplo de la importancia que tiene México para Corea del Sur, vale señalar que 30 por ciento de la producción mundial de televisores UHD de una de sus empresas más icónicas, Samsung, se producen en Baja California.

    En el sector automotriz, Kia, otra de las marcas importantes de la nación asíatica, estrenó hace poco más de un año una planta en Nuevo León, y ahora representa 15 por ciento del mercado de vehículos en Corea del Sur, gracias a la exportación desde México.

    Para Chun Beeho, embajador de Corea del Sur en nuestro país, existen más de mil 800 empresas ya establecidas en México, que conjuntamente han invertido cinco mil 600 millones de dólares en sectores como automóviles, electrodomésticos, acero y electrónica.

    “Tenemos más de 50 mil empleados mexicanos trabajando en nuestras fábricas locales. En POSCO, la cuarta empresa mundial en fabricación de acero, y que tiene una planta en México, se han invertido más de 700 millones de dólares en los últimos años, y ya se tiene planeado más. Esta compañía está vendiendo su acero a México y Corea del Sur, principalmente lámina galvanizada, para la creación de automóviles”, explico Beeho.

    Para Luis Oropeza, socio director de Día-D Estrategia y Comunicación Política, la sociedad comercial entre ambos países ha funcionado bien desde hace 10 años, y se ha incrementado más desde hace cinco.

    “Corea del Sur es una nación más fuerte que México, pues 90 por ciento de su movimiento económico, depende de sus empresas fuera de su territorio. Se tiene una relación sana con su gobierno, e inclusive la embajada de este país asiático ha hecho un gran trabajo de relación bilateral. Desde el gobierno de Felipe Calderón se ha trabajado cercano a ellos y firmar un Tratado de Libre Comercio sería bueno para ambas naciones”, dijo Oropeza.

    Para el embajador de Corea del Sur en México, la mayoría de los países del mundo está en incertidumbre por Estados Unidos y las futuras políticas de Donald Trump, los resultados del Brexit en toda la Unión Europea, las elecciones en Italia y Austria, así como la explotación y la caída en los precios del petróleo y las materias primas.

    “Ante ello, México y Corea deben prepararse. Todavía no hay una buena vinculación de lleno ante un TLC, pero tanto el presidente Enrique Peña, como el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, están enfatizando la importancia de ello.

    “Ya tenemos alianzas de este tipo con países de la cuenca del Pacífico como Chile, Perú y Colombia, pero nos hace falta México. Tenemos información de que es inminente la salida de EU del TTP, y es una oportunidad de ampliar la balanza comercial entre México y Corea del Sur”, dijo Beeho.

    El embajador asegura que desde hace un par de años han visto el potencial de México en temas comerciales y de manufactura, por lo que quieren traer mucha inversión al país, sobre todo ahora que China está encareciendo mucho el costo de producción y su competitividad en mano de obra está perdiendo peso frente a la nacional.

    “El próximo destino de las empresas coreanas en Asia son India, Indonesia y Vietnam, y el único país fuera del continente que llama la atención es México. Sería la entrada de Corea del Sur a América del Norte y Latinoamérica de forma contundente, y lo mismo para México en Asia. Inclusive firmas como Samsung y otras, podrían traer nuevas fábricas si hay las condiciones”, explica.

    Para Oropeza, ampliar una alianza comercial con la nación asiática es importante, pues actualmente 80 por ciento del intercambio comercial se realiza con Estados Unidos, y sólo un dos por ciento con la región asiática.

    “México tiene que pensar bien qué va a hacer en los próximos diez años en comercio y política. Con un TLC con Corea del Sur se podría llegar a los 30 mil millones de dólares en intercambio de productos y servicios en sólo un año, poco más del doble del que se tiene actualmente”, asegura el especialista.

    Dice que a pesar de ya tener una buena relación comercial con Japón y Singapur, Corea del Sur podría ampliar la exportación de energéticos, autopartes y autos, así como acero, inclusive volviendo a México una potencia en esta industria en Asia, frente a los chinos. “Sin olvidar lo agroalimentario y materia prima”.

    ESCÁNDALO
    NO AFECTARÁ

    El pasado viernes 9 de diciembre, el El Parlamento de Corea del Sur aprobó la destitución de la presidenta Park Geun-hye, en una histórica sesión, tras seis semanas de manifestaciones multitudinarias para pedir la renuncia de la primera líder mujer del país por un grave caso de corrupción y tráfico de influencias.

    Ante esta repentina salida y si eso podría afectar o retrasar la intención de ampliar la relación comercial entre México y el país asiático con un TLC, el embajador Chun Beeho asegura que ellos ya tienen la instrucción de mantener y acelerar las pláticas con el gobierno local, sin importar quien llegue en lugar de la presidenta destituida.

    “Hay un lapso de incertidumbre política en Corea ante este escándalo, pero ya se tiene la instrucción del gobierno de Seúl por mantener su política exterior con México y ampliar e intensificar la relación en el marco del MICTA. En el primer semestre del próximo año invitaremos al presidente Enrique Peña Nieto a que viaje a Corea para acordar temas políticos y comerciales, y proteger inversiones de ambas naciones.

     http://www.dineroenimagen.com/2016-12-14/81353

        0 Comentarios

    Comentarios