• El fin del TLC restarĂ­a competitividad a Estados Unidos frente a Asia

    2017-11-30 14:02:38


    Los técnicos del Bank of Montreal subrayan que América del Norte en su conjunto se beneficia de la mano de obra barata en México

    Los economistas llevan semanas tratando de imaginar cómo será el día después de un eventual fracaso en la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC). El consenso es que los tres países —Estados Unidos, Canadá y México— sufrirán, cada uno a su manera. La cuestión ahora es más bien es hasta qué punto el impacto negativo será manejable para cada uno de ellos. Un estudio publicado este lunes por el Bank of Montreal advierte, para empezar, de que afectará a la capacidad de EE UU para competir frente a Asia.

    La quinta ronda de negociaciones concluyó hace una semana en la capital mexicana con un evidente bloqueo que empieza a activar las alarmas en Ottawa y, sobre todo, en la Ciudad de México.

    El impacto para la economía estadounidense sería equivalente a una reducción de dos décimas del PIB en un plazo de cinco años. El bocado para Canadá sería bastante mayor, de cerca de un 1% en el mismo periodo, porque es más dependiente de las exportaciones hacia su vecino del sur.

    Pero la mayor incidencia será para el bloque norteamericano en su conjunto: México, subrayan los técnicos del Bank of Montreal, permitió a los tres países ser competitivos en la escena global gracias a sus bajos salarios. En cierta medida, el país latinoamericano se ha convertido en una enorme planta manufacturera para las empresas industriales estadounidenses y, en menor medida, canadienses.

    EE UU sigue creyendo posible lograr un acuerdo para finales de marzo del año próximo —el último plazo que se han dado los tres Gobiernos— y que este reciba el visto bueno de quien precipitó su actualización: Donald Trump. 

        0 Comentarios

    Comentarios